Translate

02 junio 2017

Dimensiones paralelas

  Desde 1954, cuando Hugh Everett defendió su tesis sobre la existencia de universos paralelos, titulada “Teoría de los Mundos Múltiples”, diversas mentes se han acercado a estudiar el tema. Desde científicos especializados hasta blogueros, todo mundo habla pero la realidad es que la mayoría entendemos muy poco sobre el tema. Pese a esto, un dato interesante es que la historia, muchos antes de que Everett explicara cómo funcionaba esta idea rara, ya presentaba una gran cantidad de informes y relatos de seres humanos que experimentaron algún tipo de viaje interdimensional. El próximo artículo trae a colación algunas historias de este tipo, personas que afirmaron haber atravesado nuestra membrana universal para ir a parar a un lugar más allá de lo que conocemos cotidianamene y que aceptamos cmo realidad universal incuesionable universalmene en esta Dimensión.

Realicemos un ejercicio de imaginación abstracta y hagamos caso omiso de los anacronismos que aparecerán en el siguiente experimento mental
Paso a Dimensión  paralela
Pasas sin darte cuenta, sólo que los lugares no están en esta realidad
Paso a Dimensión  paralela

   Lo que relataré, tal vez no me  creerán, pero es verdad absoluta, hace más de 30 año, era un día domingo  paseábamos con mi esposa y un hijo, (estábamos  en casa de un amigo) y salimos a dar una vuelta hacia un pueblito cercano, pero nos entusiasmamos y continuamos más al campo hasta llegar a un camino con alamedas de plátanos Orientales hasta el final donde había  un pequeño villorrio con muchas casas de adobe  y techos de tejas, paredes blanquecida con pintura de cal, estas casas estaban bajo los arbole a orillas del camino que tomaba una forma de letra L, Las casas estaban en la parte inferior de dicha letra, dichas casas estaban separadas de la calle por una especie de pandereta de un metro veinte de alto, construidas  de piedras con barro pintado con cal blanca: Había Hortencias azúles y semi rojas al lado de los corredores, en otras, estas flores estaban hacia el lado de adentro de las panderetas. Antes de llegar al centro del villorrio había un kiosco de venta de golosinas o, tipo puesto varios, pero estaba cerrado(no atendian público, no habia nadie).

 Voy al volante de nuestro auto es un pequeño city car japonés, conducía a bajísima velocidad admirando  nuestro alrededor, pero algo extraño, era todo silencio, no se veía gente, fuera en el interior de los patios de las casas o en la calle; la cual  era ancha de tierra y sombreada por lo frondosos árboles, caminamos hasta llegar a la salida del lugar, ya no había árboles, el camino llega hasta otra curva y tiene un declive en bajada hasta llegar a un río de bajo caudal y su agua muy cristalina que hacía se viera el fondo o el lecho del río, por sus bordes estaba cubierto por unas plantitas como hojas de trébol que flotaban sobre las cristalinas aguas. Nos bajamos y fuimos los tres a impeccionar,ver y tocar estas aguas, volvimos al auto por nuestros trajes de baño y nos aproximábamos al río, al otro lado había matorrales de zarza moras y la pendiente era alta (hacía que el Río quedara sobre un bajo) haciendo que no se viera mas allá que estas moras.
  Repentinamente comenzamos a escuchar gritos de arrieros, daba la impresión que eran muchachos jóvenes y tropel de caballos correr  emitiendo sus característicos relinchar y sonido de muchas pezuñas de animales corriendo y personas gritándoles, arreándoles, perros ladrandoles, Nos dio susto, agarramos nuestras ropas, nos subimos al auto y rápidamente nos marchamos sin hacer comentarios hasta la casa donde estábamos de visita, nos preguntaron como nos fue, bien, les respondimos…
                                                    
   Lo curioso es que este lugar nadie lo conoce, gente del pueblo cercano, amigos que trabajan en asistencia técnica en la localidad tampoco.
 Este villorrio con sus alamedas, río y parajes ni hasta el día de hoy nadie sabe de su existencia…Soy técnico del Agro, posteriormente fui trasladado en servicios a esas localidades, estuve cuatro años y tampoco logré dar con esa extraño lugar fantasma...

   Yo personalmente creo en la existencia de múltiples dimensiones paralelas, por lo cual pienso que pasamos a otra dimensión.
                                                               


                                                   En la Zona Costa
Otro encuentro misterioso, parte relatando Juan, soy profesional  del agro, trabajo en un todo terreno tracción en las cuatro ruedas,  un día en las alturas de los cerros de la costa voy a visitar a un campesino de los tantos a mi cargo, los caminos son polvorientos por el paso de camiones madereros y maquinarias de empresas forestales que arrancan flora nativa para implantar pinos, por esto el cerro está con caminos para todos lados. En el trayecto, desciendo del vehículo para observar un sonido raro en una rueda, lo cual era una rama adheridas a ésta; pero me llama la atención un ruido como agua de cascada, me adentro por los arboles nativos y arbustos, pero no logro identificar el ruido, quedo un rato escuchando y decido descender cerró abajo, pero al llegar a un lugar despejado, sólo con arbustos con mucho céspedes(pastos) y sorpresa, veo al fondo una cascada con aguas blancas como neblina cayendo hacia una pendiente y hojas frondosas de nalcas que flamean por el aire que producen las agua que parecen microscópicos granitos de nieve
   No sé de dónde aparece un campesino, le hable si era él el propietario, me dice que no,  era de un anciano que ya murió hace años, pero que tiene un hijo en un pueblo cercano por si me interesa la parcela. 
  Quedé fascinado con la parcelita, era como para hacer una casita o cabaña de troncos para arrancar del mundanal ruido por lo menos los fines de semanas largos o fines de año.
     Ese fin de semana viene mi suegra a visitarnos y lo primero que le invitamos con los niños y mi esposa es ir a tomar once a ese paraíso maravilloso.
   Anduvimos casi toda la tarde y no logramos ubicar la famosa parcelita y me hacían burla los niños y las mujeres; terminamos tomando once bajo un frondoso Quillay con vista privilegiada hacia las Playas de  iloca y por el oriente las blanca Cordilleras de los Andes sectores que se aprecian los  Volcanes Peteroa y los Descabezados del Maule-Chile.-         
                             Volcan Peteroa                                       Descabezados del Maule                      

                                                                                 
                                                                                                                                                                
                                                                     
                                       



No hay comentarios:

Publicar un comentario